Resiliencia. Cuando Fortaleza y Superación van de la mano

¿Qué es la Resiliencia? A veces van unidas la Fortaleza y la Superación Personal.

Qué es la Resiliencia, Fortaleza y Superación Personal.A todos nos surgen problemas durante el transcurso de nuestra vida. Hay veces que nos encontramos con la fuerza necesaria para solventarlos y otras que no. Pero todos tenemos los recursos necesarios al alcance de cada uno, para no solamente solucionarlos, sino también para aprender de esos momentos, para crecer como persona, superándonos y haciéndonos más fuertes.

Esto es básicamente, lo que llamamos "Resiliencia": La Capacidad que tenemos para solventar los problemas y situaciones límite, aprendiendo de ellos y fortaleciéndonos tras sobreponernos de esas situaciones. Existen circunstancias extremas que nos obligan a tomar decisiones y buscar soluciones através del dolor emocional. Son momentos muy difíciles y ahí es donde se puede apreciar, la fortaleza mental de una persona ante la adversidad. Esa capacidad de lucha y fortaleza, es la que determina este tipo de personas con más facilidad que otras a la hora de superarse y controlar este tipo de situaciones.

Algunos casos difíciles con los que nos podemos encontrar son:

  • La pérdida de un ser querido.
  • La pérdida de un empleo, del hogar...
  • Separaciones y/o divorcios, propio o de los padres.
  • Maltrato físico y/o emocional.
  • Ciertos tipos de Bullying infantil y/o laboral en la edad adulta.
Se podría hacer una lista muy extensa, pero solo hemos puesto los más comunes y que más nos afectan y nos cuesta superar. Hay muchos casos en los que sufrimos un duro golpe y no nos queda otra que tomar medidas para no paralizarnos y poder seguir adelante. 

Os dejo unas pautas de acción vitales para poder solucionar y superar la situación, fortaleciéndonos y aprendiendo, para estar mejor preparados en las siguientes situaciones que se nos presenten.

Algunas pautas de acción que puedes seguir ¡ya!:
  • Identificar el problema y la situación que tenemos.
  • Aceptar lo que nos está pasando.
  • Tomar las cosas con calma.
  • Buscar soluciones sin precipitarse con paciencia.
  • Buscar ayuda externa a familiares, amigos y profesionales, para encontrar soluciones y caminos más fácilmente.
  • Fomentar la autoconfianza y seguridad necesarias para ver que somos capaces de salir de esta situación.
  • Evitar deprimirnos con autopreguntas del tipo: ¿por qué a mí?, ¿y qué hago?, ¿de esta no salgo?..etc.
  • Cuando estemos sin fuerzas emocionales, aparcar la situación por un instante y descansar o pasear para despejar la mente, nos ayudará a tener nuevas ideas y a ver la situación desde otro punto de vista más positivo.
Como verás, todos podemos ser resilentes con una serie de actuaciones y medidas externas, que nos ayuden a identificar los problemas y solventarlos sin agobios y aprendiendo de la situación. En cada decepción, surge una lección y de cada situación se puede obtener una parte positiva, habremos madurado emocionalmente y estaremos más preparados para la siguiente situación que se nos presente. Además, podremos ayudar a los demás en base a nuestras propias experiencias superadas.

Las personas resilentes, se identifican por no decaer ante cualquier obstáculo, siempre siguen adelante, pase lo que pase. Intentan buscar soluciones de mil formas distintas. Suelen ser exitosas precisamente por la fortaleza que han ido adquiriéndo con el paso del tiempo. Ayudan a los demás de todo corazón, pues saben lo que se siente porque ya lo han sufrido en sus propias carnes. Se vuelven más empáticas y responden mejor ante la adversidad por muy dura que ésta venga.

Como ves, ser resiliente es beneficioso para sobrevivir ante cualquier situación que se nos presente. Nos costará menos afrontarla y saldremos más airosos y fortalecidos con el paso del tiempo.

Y tú, ¿Te consideras una persona resiliente?.
Cuéntanos cómo te las arreglas para salir airoso/a de las situaciones difíciles que se te presentan, para así aprender unos de otros.

Bienestar Psico-Social

Un Saludo.
RO

Comentarios