¿Cómo controlas tus emociones ante situaciones inesperadas?

Cuando no controlamos las emociones ante los imprevistos y situaciones difíciles

Emociones imprevistos situaciones difíciles
Tener una buena educación emocional, lleva tiempo y constancia. Con el paso del tiempo, cambiamos nuestra forma de pensar, actuar, creer, de sentir y nos comportamos de forma diferente según van pasando los años en nuestras vidas.




Una buena educación emocional es esencial para llevar una vida placentera y tener un buen bienestar


Tan sólo hay que mirar atrás para darnos cuenta de cómo pensábamos antes y cómo lo hacemos actualmente. 
De ahí que es bueno aprender a cambiar acorde con los cambios que se van produciendo, para no estancarnos y tener una buena salud psicológica aparte de ser felices en nuestro día a día.
Los problemas familiares, profesionales, personales en general, aumentan junto al número de personas con problemas psicológicos que están causados en gran medida, por una falta de preparación psicológica correcta. Para mejorar estas situaciones negativas como el estrés, y otros daños que todos ya conocemos más o menos bien, es importante tener una educación emocional basada en dotarse de técnicas conductuales, cognitivas, emocionales y de relación tanto interna como externa con el medio que nos rodea, permitiendo un autocontrol de nuestras acciones, no dando más importancia que la que tiene a los problemas cotidianos, creando una autoestima fuerte y un mayor control de nosotros mismos y de nuestras emociones en situaciones desagradables. Es decir, minimizando las emociones negativas y promoviendo y aumentando las emociones positivas.

El Autocontrol Emocional, indispensable para tener una vida saludable


Las personas más felices, tienen un autocontrol emocional mucho mayor, con un estado anímico más alto y firme que las personas con una autoestima baja. No le dan tanta importancia a los acontecimientos cotidianos en su vida, no pierden el control tan fácilmente, ni sufren emocionalmente de forma exagerada. Están más preparados para recibir un estímulo o emoción negativa y saben encajarlo mejor a la hora dar una respuesta adecuada en el momento preciso que una persona que esté mal psicológicamente, bien por una depresión, autoestima baja, o cualquier otro problema o emoción que nos haga sentir en exceso una emoción negativa. 

Pues si tu mente está preparada para recibir una mala noticia porque ya lo vamos asimilando durante días, como un despido, una ruptura conyugal..etc, nuestro cerebro tiene tiempo para preparar una respuesta a ese estímulo. El estímulo nos afectará de distinta manera cuando no nos lo esperamos, porque a nuestro cerebro no le ha dado tiempo a asimilarlo, y a veces se nos juntan varios estímulos en un breve período de tiempo y no reaccionamos bien y nos bloqueamos, o nos quedamos en blanco por un tiempo.


Según el tipo de estímulo, así será la respuesta, pasamos a la incredulidad, ira, dolor, pena..etc, pero en un grado muchísimo mayor que cuando es algo esperado. 


Un claro ejemplo son las malas noticias, no reaccionamos igual cuando nos las esperamos que cuando nos cogen por sorpresa como un accidente de tráfico, una enfermedad terminal, la pérdida de un empleo..etc. 

El ser humano no está preparado para actuar rápidamente ante estímulos en períodos cortos de tiempo si antes no se ha preparado mentalmente lo suficiente para encajarlos de manera adecuada y así preparar una respuesta correcta y precisa en el momento oportuno. Esto nos afecta a todos y lo mejor es tener una buena autoestima elevada y ser felices con la vida que llevamos, aunque eso signifique tener que cambiar algunos aspectos emocionales para estar más serenos y preparados ante estímulos que se nos presenten. 

Y tú, ¿Encajas bien las sorpresas?, ¿Te afectan en exceso las noticias que no te esperas?, ¿te cuesta mucho esfuerzo controlar la situación?..


Bienestar Psico-Social

Un Saludo

RO

Comentarios